vilanova de cerveira

Solo hace falta ver dos rayos de sol para salir de casa el fin de semana. Y ya que estamos en la frontera con Portugal, nosotros siempre nos vamos al país vecino. Tiene algo que nos atrae una y otra vez…

Os voy a nombrar los sitios a los que solemos ir, y alguna que otra cosa que podéis ver por allí.

MONÇAO

Nada más salir de casa nos acercamos al Palacio da Brejoeira, un edificio de estilo neoclásico construido allá por 1805. Una auténtica belleza nada más entrar por sus muros. En la entrada un amable vigilante de seguridad os da el paso para ver tan majestuosa construcción. Puedes entrar y observar el lugar o bien disfrutas de las visitas guiadas, en las cuales puedes adentrarte en sus grandes habitaciones decoradas con piezas únicas.

Breijoeira

Aún así para mí lo mejor está en sus jardines, los cuales también te enseñan con detalle.

https://www.google.com/maps/place/Palacio+de+Brejoeira/@42.0357589,-8.6399166,12z/data=!4m8!1m2!2m1!1spalacio+da+bre!3m4!1s0xd259d0aaee8a711:0x42b6e5d3542c65a4!8m2!3d42.0415944!4d-8.4944379

Sin salir de esta villa, a apenas 5 kilómetros podemos ir a las Termas de Monçao. Qué mejor que un baño relajante con chorros, asientos de burbujas, sauna y, lo mejor de todo, los niños pueden entrar bajo nuestra responsabilidad a todas las estancias y disfrutar igual que nosotros.

Además al salir, justo al lado está el Parque infantil das Caldas. Les encantará a los niños porque tienen un montón de espacio donde jugar y divertirse. Y enfrente hay mesas de piedra, así que podemos incluso llevar comida y disfrutar del paisaje.

Otra zona para recorrer son sus murallas, que avistan un paisaje digno de admirar, toda la ribera del Miño.

Saliendo de Monçao puedes dirigirte hacia Melgaço o Valença.

Si vas a Melgaço que sepas que tienen una ciudad deportiva que está muy bien; incluso hablan genial del servicio de piscinas que tienen.

Si por el contrario vas hacia Valença te puedo contar algo más.

VALENÇA

Allí puedes pasear por las murallas y, cómo no, también puedes picar y comprar alguna cosilla, ya que tienen de todo; y no te quiero ni contar ropa de bebés y complementos.

Si vas un miércoles o el primer domingo de mes acércate a la explanada de tierra que está cerca de los bomberos, ya que ponen una feria bastante grande y sueles encontrar productos a buen precio.

Yo aprovecharía también para entrar en alguna pastelería y probar sus dulces;  tanto vale un pastel de natas, una Bolas de Berlim o un  bolo brigadeiro. Parada obligatoria para endulzarse.

pastel de natasbolo de berlim

Alejándose de Valença y adentrándonos en Portugal llegamos a Vilanova de Cerveira. Esta villa es famosa por la multitud de actividades que hacen, sobre todo en primavera y verano.

 

castelinho

A orillas del rio Miño se encuentra el parque O Castelinho. Estando buen tiempo es un lugar fabuloso para que los niños exploren y jueguen. Dispone de columpios, toboganes y sobre todo, naturaleza. Incluso por un euro por persona puedes jugar al minigolf. Me encanta; es económico y las veces que he ido me he echado al menos una hora y algo jugando. Ale, así que a animarse y que gane el mejor.

Dentro del propio parque está el Aquamuseu do rio minho, al que merece la pena ir, aunque sea para ampliar nuestros conocimientos.

Aquí puedes ver sus horarios y precios: https://aquamuseu.cm-vncerveira.pt/pages/459

Si ha llegado la hora de comer y todavía nosabéis a donde ir, os aconsejo Restaurante Pizzería Piazza; hacen unas pizzas muy ricas pero puedes disfrutar de otro tipo de comidas. Allí hasta las ensaladas saben a gloria.

piazza pizzeria

Está en la carretera que va hacia Caminha y Viana pero nada más salir del centro de Vilanova de Cerveira.

Si hace sol también es buena idea acercarse a Caminha. Tiene una playa enorme que te cansarás de pasear.

Lo malo es que siempre hace mucho aire, por eso tiene que hacer buen tiempo.

Por si os interesa, pegado a la playa está el camping Orbitur Caminha Park. No tiene mala pinta y creo que es una buena elección para un fin de semana de primavera; camping y paseos por la playa junto con juegos en la arena, la croqueta quizás? Seguro que los niños se apuntarían.

Ya por hoy creo que vale.

El viaje se ha acabado y si todavía os sobra tiempo al llegar a casa, una buena peli entre mantas y unas palomitas tampoco son mala idea para acabar el día; siempre y cuando vuestros peques os lo permitan.

Otro día os cuento lo que podéis ver en otras zonas de Portugal.

Como podréis ver, me tira mucho el país vecino y, es que no sé, tiene un encanto especial.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + ocho =