El domingo 23 de Junio, las calles de Ponteareas, en el sur de la provincia de Pontevedra amanecerán decoradas con tapices de alfombras florales; es domingo de Corpus.

Los vecinos se pasan toda la noche decorando sus calles, confeccionando alfombras florales multicolores diseñadas meses antes y utilizando flores de todo tipo deshojadas con cariño semanas antes del día. Se trata de un encuentro social en el que todo aquel que quiere participar toma las calles para elaborar los diferentes diseños y participar en equipo para que la villa luzca con todo su esplendor y dar paso a este arte efímero. Todo para el paso de la procesión del Santísimo Sacramento.

Cuenta con una tradición de más de 150 años y desde 2009 está declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional, en reconocimiento al trabajo y sabiduría en la confección de alfombras florales y marcando la cultura popular de los ponteareanos.

Esta distinción oficial fue uno de los motivos que llevó al Ayuntamiento de Ponteareas a organizar en 2010 el III Congreso Internacional de Arte Efímera y en el que Ponteareas tuvo la mayor proyección de toda su historia a nivel internacional y en el que se reunieron en Ponteareas delegaciones de varias ciudades de todo el mundo, mostrando su arte floral.

corpus

No se conoce la fecha exacta en que se comenzaron a adornar las calles pero si bien queda claro, la tradición no se ha perdido aún.

La creciente afluencia de visitantes es paralela a la creciente extensión de los diseños; ya hay más de un kilómetro de tapices florales que cada año buscan un diseño más bonito que el anterior. Pero este arte no se limita a estas calles. Cobra especial importancia en la historia de Ponteareas aquellas alfombras florales realizadas más allá de la villa. Cabe destacar especialmente la confeccionada en la Plaza del Obradoiro de Santiago de Compostela el 9 de noviembre de 1982 con motivo del primer viaje de S.S. Juan Pablo II a España, o la realizada también en su honor en la Plaza de Santa Ana en el Vaticano el 2 de febrero de 1983.

Mención especial para las realizadas en Caracas (1985 y 1998), Sevilla (1992), Buenos Aires (1992), Bahía (1993), etc. sin olvidar las que anualmente realizan los vecinos de Ponteareas en la villa hermana de La Orotava desde 1984.

Así mismo, Ponteareas hace gala de su arte en la confección de alfombras florales en varios lugares del mundo y en ocasiones tan importantes como en el año 2010 en la visita de Su Santidad el Papa Benedicto XVI a causa del año Jacobeo, donde millares de visitantes de todas las nacionalidades pudieron contemplar la hermosa alfombra confeccionada por los vecinos de Ponteareas con motivo de su presencia en Santiago de Compostela.

 

Este conjunto de monumentos florales no se hacen en un día; es mucho el trabajo que se va preparando meses antes de la fecha señalada.

Primero se realiza un modelo a tamaño natural en una lona con el diseño del dibujo, para poder colocarlo en su calle correspondiente.

Aproximadamente un mes antes del día de Corpus se comienzan a deshojar los materiales en los portales de las casas, empezando por las flores más duraderas y dejando aquellas más delicadas para los días más próximos a la fecha.

El sábado, día previo a la gran fiesta, se plasma el diseño escogido en la calle. Esto se hace colocando la lona sobre el asfalto y marcando sobre éste cada una de las líneas del dibujo, bien en tiza o bien en pintura. Después de su retirada, se unen todos los puntos quedando el diseño dibujado en el suelo.

El primer proceso de decoración de las alfombras se podría decir que es el perfilado de éstas. Aquí es donde el protagonismo se centra en los niños. Son éstos los que principalmente colocan el árnica, hinojo o coca de eucalipto, que delimitará la línea de los dibujos.

Una vez perfilado todo el dibujo, se comienza con el rellenado. Comienza en este paso el detalle multicolor de este arte, utilizando todo tipo de material vegetal, así como en ocasiones harinas o café. Dependiendo de la extensión que ocupa cada diseño, esto puede llevar horas, incluso acabando algunas calles de decorar escasas tres horas antes del paso de la procesión.

Cuando se pone la última flor, hay que cuidar el diseño para que nada lo altere y luzca perfecto en la procesión. Por ello, se cuida hasta el pequeño detalle, colocando lonas que cubran las entradas de la calle por donde el aire pueda levantar los diseños y deshacer los dibujos; se humedecen las flores con sulfatadoras para que el aire no haga desperfectos, …

Y por fin llega el momento de la procesión, los balcones llenos de gente esperando el paso del santo por la calle para honrarle. Se echan pétalos por los balcones y ventanas para engalanar la procesión. Todo se ve más florido si cabe.

En esta bonita localidad, Tantan Kids tiene uno de sus puntos de Recogida, en Pipilota Candy Shop. Allí podrás recoger gratis tu producto una vez hecho el alquiler desde la web www.tantankids.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres × 1 =